Parte 2

elias_02

“Hagan que quieran”

La Feria del libro de Buenos Aires era el siguiente destino y objetivo. También varias reuniones con el equipo de Editorial Guadalupe. La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, nos lo está poniendo muy difícil por el bloqueo, entre otros productos, a la importación de libros. En mi opinión lo tenemos mal, pero realmente peor futuro les está poniendo a los argentinos; sin embargo su popularidad crece y crece, ¡es increíble!; recordando a Pablito Gottwald: “Hagan que quieran”

elias_01A modo de curiosidad indicar que visité con P. Luis Liberti la Facultad de Teología de la Universidad Católica. Me llamó especialmente la atención ver las aulas repletas con esa gran cantidad de estudiantes de teología; Me indicaba el vicerrector que tienen 450 estudiantes matriculados. De las conversaciones con profesores saco la conclusión de que el nivel de los teólogos y su posición a nivel mundial en esta materia es muy alta; y es que es normal que Latinoamérica en el campo de la teología tenga mucho que decir.

elias_03

“Una parroquia patas arriba”

Terminaría mi viaje en Colombia; y podría hablaros de los contactos en el Celam, o de la Feria del libro de Bogotá, o del gran trabajo que están haciendo nuestros hermanos de Fundación Editores Verbo Divino; pero en esta ocasión prefiero centrar el relato en la Parroquia del Verbo Divino, en el barrio Bogotano de Garcés Navas: Esos días con motivo del 50 aniversario de los misioneros en Colombia se celebraba una semana bíblica (Similar acción se irá repitiendo en otras parroquias y centros Verbitas de Colombia). El templo se había convertido en escenario de la EXPOSICIÓN BÍBLICA. Carlos Eduardo Betancur iba atendiendo a los colegios de la zona que venían a ver la exposición y a realizar la correspondiente actividad didáctica. Manolo Brand atendía la animación bíblica y la reflexión de la tarde/noche para las comunidades de adultos. Algunos a los que pude saludar nombran a Francisco Donazar y recuerdan el trabajo bíblico que realizó con ellos.

elias_04

Pude pasar un buen rato de la tarde charlando con el párroco, Gregorio Eich. Misionero alemán de esos de raza, trabajador incansable, conocedor de las gentes y comprometido en hacer que la esperanza sea posible en esa tierra. Su forma de hablar es pausada y profunda; conversación que no te cansas de escuchar. Me llama la atención su fe, su convicción en la misión y su tesón en seguir adelante anunciando el evangelio a pesar de las incomodidades del entorno. Y es que ahora la parroquia ahora está patas arribas, todo son obras. Gregorio me cuenta todo el proyecto. Son siete etapas, y ahora están en la cuarta. Dependerá de que consiga las ayudas económicas necesarias para seguir adelante. En esta 4ª etapa se están construyendo lo que serán las viviendas de los párrocos y otros salones que podrían dedicarse (Carlos Eduardo tienes esa esperanza) para la creación de un centro bíblico. Gregorio de manera discreta pide ayuda económica; hasta ahora casi todo ha sido posible por las donaciones y ayudas de la gente de mi pueblo en Alemania –me dice-, pero ya me da vergüenza pedirles más. Y es que cuando ves la sinceridad, nobleza y compromiso de este hombre no es extraño que cualquiera se desprenda del dinero que sea, pues puedes tener la convicción de que no habrá dinero donado mejor empleado.

elias_05

Would you like to…?

Use the Divi Builder…

to design your pop-up!

Donec rutrum congue leo eget malesuada. Curabitur non nulla sit amet nisl tempus convallis quis ac lectus. Cras ultricies ligula sed magna dictum porta. Curabitur aliquet quam id dui posuere blandit. Proin eget tortor risus.