Fue por Palestina, en tiempos de los Jueces. La breve historia popular que en la Biblia se titula RUT presenta la corriente universliasta que existía en el pueblo judío por aquellos tiempos. Cuenta la historia que en Belén había hambruna; y que un matrimonio con sus dos hijos emigran a Moab, donde pintan oros. Allí se casan los dos hijos con dos buenas mozas de aquel país.

Pero la desgracia cae sobre aquella pobre familia con la muerte de los tres hombres. Noemí, que así se llama la suegra, invita a las ruth_felipnueras Orfá y Rut a que se vuelvan a la casa de sus padres y busquen un nuevo marido. Orfá se lo agradece con un beso y se va. Rut en cambio le responde: “donde tu vayas, yo iré; tu pueblo es mi pueblo, y tu Dios es mi Dios, donde tú mueras, moriré y allí me enterrarán. Juro hoy solemnemente ante Dios que sólo la muerte nos ha de separar”.

En este gesto se manifiesta la fidelidad de esa mujer extranjera. Junto con la suegra viene a Belén, origen de Noemí. Allí, respigando en los campos del terrateniente Booz encuentra la recompensa a su fidelidad: su difunto marido era pariente de Booz. Según la ley, un judío rico no puede dejar en la miseria a la viuda de su pariente cercano.

Y esa historia popular, que hoy y mañana leemos en la liturgia, termina como nuestras novelas rosa: Booz se casa con Rut, Nohemí adquiere su dignidad, las vecinas la felicitan, y en la genealogía de esa familia aparecerá el rey David del que descenderá Jesús, el hijo de José.

Would you like to…?

Use the Divi Builder…

to design your pop-up!

Donec rutrum congue leo eget malesuada. Curabitur non nulla sit amet nisl tempus convallis quis ac lectus. Cras ultricies ligula sed magna dictum porta. Curabitur aliquet quam id dui posuere blandit. Proin eget tortor risus.