Hoy, 29 de enero, celebramos San José Freinademetz, de Oies (Italia) (1852 – 1908), Misionero del Verbo Divino. Fue uno de los primeros, cuando Arnoldo Janssen fundó la Congregación en 1875. Fue enviado a China como misionero, donde permaneció hasta la muerte.

Toda su vida estuvo marcada por el esfuerzo de hacerse chino entre los chinos. Una vez escribió a sus familiares: “Yo amo la China y a los chinos; en medio de ellos, quiero morir, y en entre ellos ser sepultado”.

JF 2

Freinademetz supo descubrir y amar profundamente la grandeza de la cultura del pueblo al que había sido enviado. Dedicó su vida a anunciar el Evangelio, mensaje del Amor de Dios a la humanidad, y a encarnar ese amor en la comunión de comunidades cristianas chinas. Animó a esas comunidades a abrirse en solidaridad con el resto del pueblo chino. Entusiasmó a muchos chinos para que fueran misioneros de sus paisanos como catequistas, religiosos, religiosas y sacerdotes. Su vida entera fue expresión del que fue su lema:

“El idioma que todos entienden es el el amor”.

“The language that all people understand is that of love”.

“La langue que tout le monde comprend es celui de l’Amour”.

 

Would you like to…?

Use the Divi Builder…

to design your pop-up!

Donec rutrum congue leo eget malesuada. Curabitur non nulla sit amet nisl tempus convallis quis ac lectus. Cras ultricies ligula sed magna dictum porta. Curabitur aliquet quam id dui posuere blandit. Proin eget tortor risus.