Macario, superior en España, hoy cumple 65 años. No puede jubilarse

.IMG_5885

 

Quiero dedicarle una líneas, aunque le cueste digerirlas. Así somos en comunidad svd.

Le recuerdo cuando coincidimos unos meses en la parroquia del Alba, Alcorcón, allá entre la primavera y el verano incipiente de 1992. Se explayaba en la homilías dominicales, y daba caña. Pobres críos: que si ahorrar agua en la ducha, que mucho cuidado con los árboles del entorno parroquial, todos ellos aclimatándose a las aceras, a los parques que mitigaban la fuerza exuberante de los ladrillos, el cemento, el asfalto, los escapes de los coches, coches que ya entonces encontraban difícil un aparcamiento. ‘ No tiréis ni un trozo de pan’, ahorrar papel sabiendo que procede de los árboles, aquellos eucaliptos de media España, aquellos gigantescos árboles de las selvas amazónicas’. Pobres padres: atención al agua, no uséis servilletas de papel, ni manteles de papel, ojo a lo que os ven vuestro hijos poco ejemplar respecto ¿al medio ambiente? Miento, creo que en aquellas fechas no se usaba ese lenguaje. Pero así. Ahora justicia y el elogio: estamos a 26 de marzo de 2017. Macario hablaba como un profeta; hoy lean esto de otro svd, un colega, que vive hoy en Macao, en la China China: su  nombre Franz Gassner, nacido en 1964:

“Siendo misionero en Macao, me pregunto cómo poner fin a esta “cultura” que atenta el medio ambiente aquí, junto a nuestra misma parroquia… El Papa Francisco encuentra palabras claras y alentadoras para contrarrestar los hábitos inconscientes de desperdiciar y desechar en “alegre imprudencia” (LAUDATO SI 59). En Macao como Hong  Kong el poder político está en manos de unos pocos individuos que no son elegidos por el pueblo y que muestran una falta de responsabilidad por los recursos. La colocación de contenedores de basura en lugares turísticos se parece más a un ejercicio de lifting facial y cosméticos que a un plan continuo y sostenible y compromiso institucional para la responsabilidad de los recursos. Si le preguntas a la gente local si reciclan la basura, por lo general responden que no lo hacen porque no confían en el gobierno; observaron que los materiales reciclables que ponen en los contenedores de la colección parecen terminar en basureros (Hong Kong) o en el incinerador (Macao). Mis propias observaciones y las de los expertos han confirmado que esto realmente está ocurriendo. Parece haber diferencias culturales sorprendentes entre China y Europa en cuanto a la relación con la naturaleza y un enfoque sostenible de desechos de alimentos de hoteles, restaurantes, supermercados, hogares y similares cada día, mientras que millones de personas no son capaces de satisfacer ni siquiera sus necesidades nutricionales más básicas. Las prácticas inconsistentes en el trato de la energía y los recursos también conducen a una cantidad enorme, y absolutamente innecesaria, de contaminación. Por ejemplo, en el delta del río Perla en China, la energía eléctrica necesaria para todo tipo de producción y servicios se deriva principalmente de centrales eléctricas de carbón contaminantes o de energía atómica insostenible”.

No sigo copiando texto chino. ¿A que nuestro Macario sigue hoy 2017 como era en 1992? Se le pueden notar los años acumulados, pero su espíritu misionero moderno, para bien nuestro, es una bendición.

Gracias, buen amigo, Macario de todos.

______

Macao. Wikipedia: región administrativa especial en la costa sur de la República Popular China. Se encuentra junto a la provincia de Cantón, a 70 km al suroeste de Hong Kong, en el lado meridional del delta del río de las Perlas, y a 145 km de la ciudad de Cantón. Con una población estimada de alrededor de 647 700 habitantes en una superficie de 28,2 km²,1 es la región más densamente poblada del mundo.

 

JC

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.