José Santos llega de México, con tiempo para la familia, nosotros

 

mac

 

A VUELO DE AVIÓN

Juan Goytisolo y sus penurias de enfermedad, depresión y falta de medios… acepta el Cervantes por ayudar a sus tres ahijados marroquíes. El País del domingo 11 de junio del 2017 le dedica un par de páginas.  Es lo que leo y saboreo en mi vuelo de México a Madrid. Nos acaban de dar con cantilena: pollo o pasta? Con una botellita de buen tinto, opto por la pasta.

En el avión La algarabía de tres niños medio llorando tres filas atrás no es demasiado agradable pero de vez en cuando se callan. Cuánto deben saber e inventar las mamás!!!” Pienso también al escribir estas notas, en mi amigo y admirado blogista svd José Carlos Irisarri a quien veré llegando a Madrid en la madrugada de San Antonio 13 de junio. Atrás va quedando México y los miembros de la Provincia Svd  quienes quedaron brindando por la Trina Unitas! Fiesta constitucional de los del Verbo Divino que no sabemos si entrarle al Padre, al Hijo o al Espíritu Santo y hemos optado con San Arnoldo por los TRES. El que pueda entender que entienda y si no que recurra a la Madre del Verbo. Pero no olvidemos que lo significativo de la fiesta siempre es el Amor y lo de la “Communitas” tan típico de la vida religiosa y del testimonio misionero. Han bajado las persianas del avión y no se puede fácilmente continuar. Parece que los niños se van durmiendo ya. Hasta mañana! Va a ser un viaje casi todo de día aunque dure 12 horas. Qué poco me gustan esta clase de viajes tanto de día como de noche: encajonado como los pajaritos en las jaulas de sus secuestradores no nos permiten casi ni respirar. Para qué os cuento? Los que leeis y sois jóvenes seguro que los gozáis. Lo mío puede que sea cosa de la edad!

Goytisolo el pobre se fracturó el fémur a sus 83 bajando las escaleras del café donde encontraba a sus tertulianos en Marraquesch. Llegó a firmar un documento que iba a entregar al notario para poner fin a sus días. Cosas de la eutanasia. Por amor a sus 3 ahijados no le dió vía libre. Por la misma razón aceptó el “Cervantes” a pesar de sus ideas y por fin aceptó los 125 mil euros para ayudarles en sus estudios. Cuando tengas un rato lee su discurso de ocasión en el que resalta la situación de pobreza que acompañó al incomparable autor del Quijote! Cuánto hay que aprender! Leed también “En familia” de Óscar y compañía lo bonito que les motivó a hacerse misioneros a nuestros recién jubilantes por sus bodas de oro sacerdotales : Lorenzo G. Alfredo  L. y Fernando V. Albricias para ellos y… “Vivant sequentes!”

Nota final: el calor de Madrid ni se nombre entre vosotros. La eficacia de servidores públicos que acabo de encontrar en un par de atenciones o tres: una joya inmerecida. Soy tercera edad para todo. ¡Vaya honor! Los que me habríais iluminado desde casa no os quedáis atrás. Olé también por Paquita. He dicho!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.