APASIONADAS POR LA SANTÍSIMA TRINIDAD y COMPROMETIDAS CON LA VIDA

Por: Adolfo del Valle, Provincial SVD/España

Cuando la Iglesia universal celebra la fiesta de la Asunción de María a los cielos, la Congregación de nuestras hermanas, las misioneras Siervas del Espíritu Santo se reunieron todas en Ponferrada para celebrar el SÍ de 7 Hermanas que han entregado sus vidas a Dios y su pueblo.
En una celebración primorosamente preparada y solemnemente celebrada en la capilla del Colegio, se reunieron más de 200 personas, familiares y amigos que querían acompañar a las 7 “jubilares” por los 340 años de vida entregada, como expuso la nueva superiora regional, la Hna. Maria José Revelo.
Todos los actos del día, tanto la celebración de la Eucaristía, como la recepción posterior y la comida familiar, estuvieron orientados a felicitar a las hermanas por los años de vida consagrada que ellas convirtieron en una inmenso acto de acción de gracias a Dios, por la llamada y por el acompañamiento.
La Hna. Ignacia Bacher, agradeció sus 65 años de profesión religiosa con la ofrenda del agua y una planta como símbolos de su vida.
Las Hnas. Ana Rosa, Elena Pilar, Julia Cristina, María del Socorro y María de la Paz, expresaron la gratitud y la alegría al poder celebrar juntas sus “bodas de oro”, los 50 años de sus vidas consagradas que ofrecieron en los símbolos de la cruz y el cirio, el anillo y las sandalias, la vasija, las espigas y la vela.
Finalmente, la Hna. Gladis Ramos, también celebró sus juveniles “bodas de plata” simbolizadas en un corazón de arcilla, que portaron sus dos hermanas, llegadas desde su Argentina natal, para acompañarla en este día.
La internacionalidad y la multiculturalidad de la familia de religiosos que fundó el santo P. Arnoldo Janssen se experimentó una vez más en la celebración, presidida por 14 sacerdotes, la gran mayoría, de los misioneros del Verbo Divino de varios países. Dos Hermanas de Indonesia ofrecieron sus ritmos para la entronización de la Palabra de Dios, así como para la Danza del Magníficat, la Hna. Vidhya ejecutó su alegre y contagioso ritmo de la India, desde donde ha llegado para ser misionera en Portugal.

01 ssps

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.