Lawrence Muthee habla de su experiencia de OTP en España

Lawrence Muthee es de Kenia. Lleva un año en España. Después de su segundo año de Teología en Kenia, quiso hacer una experiencia misionera en España. En nuestra Congregación lo llamamos OTP, viene de inglés, es decir: “Overseas Training Program” (Programa de formación en otras culturas). Según las normas de la Congregación, son dos años de experiencia, incluyendo el aprendizaje del idioma. Lawrence comparte con nosotros su experiencia después de un año en la Provincia.

 

El primero de enero de este año 2013, fiesta de Santa María, Madre de Dios, me uní a la comunidad del Verbo Divino de Cabezón de Pisuerga, donde iba a hacer una experiencia misionera, comúnmente conocida como OTP. Me recibieron muy bien el P. Lorenzo Goyeneche y el P. Hermenegildo Díez y me presentaron a los parroquianos de Cabezón. La semana siguiente, me presentó el padre Lorenzo en los pueblos de Cubillas de Santa Marta y de San Martín. Después de unas semanas de observación, me integré en varios grupos de la parroquia, a saber: el coro, el grupo de Biblia y con los niños y niñas de la catequesis, primero para observar y aprender y luego apoyar al P. Herme y a las catequistas.

lorenzo 3

Cabezón es un pueblo situado al noreste de la provincia de Valladolid. Se encuentra al lado del río Pisuerga, que lo divide en dos barrios unidos por un puente románico. El río Pisuerga está vinculado a la historia y al presente de Cabezón de Pisuerga. Con “mis” paisanos, caminábamos con gusto por sus magníficas orillas, especialmente en estas fechas ya veraniegas. Al otro lado del pueblo, se alza una montañita que se parece a la cabeza de un burro. Según algunos amigos, el pueblo tiene historia, especialmente la de los tiempos de la guerra civil española a mediados de los años treinta del pasado siglo.

En los cinco meses que he estado en Cabezón, he tenido unas experiencias verdaderamente misioneras. Hablo de las sesiones de: la catequesis con los niños, los encuentros con el grupo de Biblia, las convivencias con los niños, los ensayos con los coros de los tres pueblos, jueguitos con los niños scouts, los encuentros del arciprestazgo y los de la vicaría, excursiones por poblaciones de Castilla y León, las visitas y las misas en la residencia de los ancianos, por mencionar sólo unas cuantas. Todo esto, más la acogida de la comunidad del Verbo Divino, de Lorenzo y Herme, me ha hecho sentir un misionero mucho más maduro que lo que era hace cinco meses. He aprendido mucho sobre la misión parroquial.

A parte de toda esta maravillosa experiencia, he aprovechado también el talento del P. Hermenegildo Díez con la guitarra, aprendiendo algo que me estimula a continuar. Puedo decir que la manejo bastante bien. Lo que me queda es practicar más para perfeccionarme en el manejo.

Reconozco también el gran apoyo del P. Lorenzo Goyeneche, que me ha acompañado con la práctica del castellano. Ha tenido mucha paciencia conmigo, corrigiéndome un montón de veces sin cansarse y animándome cuando la cosa me resultaba difícil.

Finalmente, quiero dale las gracias al provincial, P. Adolfo, con su Consejo, tanto al antiguo como al nuevo, por esta oportunidad. Muchísimas gracias también a mi director, muy hábil, P. Carlos Irisarri, que me ha acompañado también con sus inestimables consejos y correcciones de mis artículos y composiciones. De verdad, lo he pasado de maravilla estos cinco meses. Quiero darle gracias a Dios, que ha hecho todo esto posible.

Lorenzo 2

Lawrence Muthee M’gaiti, svd.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.