Volusiano Calzada en la prensa de Zamora

siano

BELÉN ALONSO, en La Opinión de Zamora.es

El misionero y actual vicario parroquial de San Juan y San Vicente en Zamora, Volusiano Calzada Fidalgo, hijo de Villafáfila, pregonará la Semana Santa de la localidad el próximo domingo en la iglesia de Santa María. En la entrevista habla del acontecimiento y sus recuerdos de la Pasión en su tierra natal.

-¿Qué ha supuesto para usted haber sido elegido pregonero de la Semana Santa de Villafáfila?

-En primer lugar me ha resultado muy grato porque da la casualidad que el día siguiente al pregón el lunes, día 18 de abril, celebro cuarenta años de sacerdote y de misionero porque hay que tener en cuenta que pertenezco a una congregación misionera que es el Verbo Divino. Además, estoy muy contento porque se comenzó el pasado año con la celebración del pregón y este año me han elegido a mi.

-¿Qué recuerdo tiene de la pasión de Villafáfila?

-Desde pequeño tengo muy gratos recuerdos, porque yo veía como la vivían mis padres, mis hermanos y todos los familiares. Desde entonces y siendo ya monaguillo a los 10 años la he vivido como una cosa muy íntima, con una religiosidad que nos ha marcado para toda la vida, e incluso yo creo que a mí me ha marcado para mi vocación sacerdotal y misionera y también yo diría que las predicaciones que hacían en el pueblo me llamaban mucho la atención.

-La localidad ha recuperado muchos aspectos de la Semana, entre ellas ¿cree que también está esa religiosidad de la que habla?

-Al ser misionero y estar muchos años fuera de España, en concreto 26 años, hubo un periodo el periodo de estudio, el tiempo en Paraguay casi veinte años, seis en Roma y luego en Madrid he estado digamos un poco ausente pero he vuelto en algunas ocasiones y he visto como aquello había perdido quizás religiosidad, devoción y público. Pero afortunadamente ahora leyendo he visto con satisfacción la gran recuperación de los últimos años con tres procesiones nuevas: la del Santísimo Cristo de la Misericordia, la Soledad y la de la Vera Cruz y esto significa que el pueblo tiene interés y lo sigue viviendo con intensidad.

-¿Considera que la Semana Santa puede acercar a los jóvenes y niños a la Iglesia o se sigue con el tópico que es más tradición?

-Puede que sean las dos cosas, pero los chicos de hoy en día ven, son muy inteligentes y los testimonios se les graban y de algo servirá. El ejemplo de los mayores que en un principio parece que no quieren hacer caso, pero al crecer vuelve en ellos a brotar esa religiosidad que tuvieron de niños.

-¿En qué va a centrar su pregón?

-En los recuerdos que guardo de niño, en motivar a las personas a que participen realmente con toda devoción y espíritu religioso y que no pierdan esas devociones que tienen y que se arraiguen cada vez más. Trataré de llevar algún mensaje del Papa o bien de nuestros obispos para que todos vean que nos estimulan a que vivamos la Semana Santa con espíritu religioso y conversión.

-Ahora está de Vicario Parroquial de San Vicente y San Juan de Zamora y es capellán del Cristo de la Buena Muerte, ¿cómo ve todo lo que está pasando con la Pasión zamorana?

-Bueno, siempre que empieza la Semana Santa hay algunos litigios, pero creo que en general hay que mirar lo positivo y el buen espíritu que reina. Que ha habido algunas cosas y vamos a no darles tanta importancia.

-Pero esto no es bueno ¿no?

-No es bueno, ni es buen testimonio, pero es humano que haya problemas.

__________________________________________________________________

Villafáfila, 6 de agosto de 1942. Nació en el seno de una familia de labradores formada por Leónides y Florencia. Es el quinto de siete hermanos y tras cursar estudios en la escuela del pueblo siguió la formación en el Verbo Divino de Coreses y en Dueñas (Palencia). Su primer destino misional fue Paraguay donde trabajo desde 1971 a 1990. Después estuvo en Roma y en abril de 1997 es trasladado a la parroquia de San Lorenzo en Madrid y seis años después es nombrado vicario parroquial de la parroquia Virgen del Alba de Alcorcón. En 2005 regresa a Zamora donde es nombrado vicario parroquial de San Juan y San Vicente, capellán de la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y capellán del hospital provincial «Rodríguez Chamorro»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.