Sigue otro libro, este es una novela a imprimir para la primavera próxima

 

IMG_2499

Contemplando desde la ventana del despacho la llovizna que ni cambia el color de las aceras ni del asfalto de esta Calle del Corazón de María, interrogo a esta tarde de noviembre por la hojarasca desprendida de los plátanos que tortura tanto a barrenderos como a viandantes en riesgo de resbalarse y partirse la crisma. Y se me va el santo al cielo… 

Portada de la Novela

 

4 11

 

Aquí en Madrid es fácil encontrarse con Rose (Barbra Streisand) y con Gregory (Jeff Bridges), en un DVD con P de película, CO de comedia y AMO de El amor tiene dos caras. Es fácil detener la película en el minuto 43 y hacerte con este diálogo inspirador:

-”Humor.

-¿Humor?

-Si no te sale la chispa ni con esfuerzo, inventa una historia.

-De acuerdo: Érase una vez… una pelota… que fue lanzada al aire… y su altura …

-Oh. No te rindas; inventa otra historia, y otra, y otra. Te vendrán recursos graciosos”.

En este noviembre la cosa está cruda, pero si te encuentras con Barbra, o si en la Línea 7 del Metro que lleva al Estadio Metropolitano un hincha te invita en el tiempo previo a un bocata de cocido, ohlalá.

M WandaMetropolinano (10)

Cierto, es más fácil leer que escribir una novela tipo Traición; sin embargo, aquí estás ahora leyendo un intento que tiene su intríngulis, con pilares honorables: Miguel de Unamuno y Teresa Gómez Trueba en Cátedra publicando Cómo se hace una novela. ¿Qué cuentan? Que jamás a una historia o a un conjunto de ellas les pongas punto final. Si lo haces, has matado el libro, a su autor, e incluso te has matado a ti mismo. Por cierto, en el supuesto de que apeteces intentar tu novelita y nunca hasta la fecha lo has conseguido, prueba esta entradilla recurriendo a lo más tuyo, y olvidándote de plagios:

Con cuatro años sus padres, José y Elena, lo llevaban al cine, en aquel local de Los Sotos, teniendo en mano las entradas de abono para todo el año. En 1952, el niño que ya había cumplido los siete años, en el cine del Círculo Católico fijó en su memoria la película Ivanhoe, la historia en color de aquel joven atrevido que en torneo mitad fanfarronada mitad justicia, se hizo con la atención y la admiración de la idolatrada Elizabeth Taylor.

José Mari, el primo de los Sotos, con el tiempo pasó a ser el proyeccionista en El Regio, la nueva sala de cine con inmensa platea y gran palco, máximo orgullo del Falces Navarra de las décadas siguientes; con su sobrino José Carlos en la cabina, inspiraron en Italia la película Cinema Paradiso, estrenada en 1988Los avatares, cúmulo de problemas, fueron solucionados a lo grande, con éxito internacional, inclusive arrasaron en los Estados Unidos de América.

Volviendo a El Regio; en la memoria del niño entonces hoy transformado en relator, se sumaron las películas de la jovencísima Carmen Sevilla, todas las de Cantinflas, y  qué decir, las norteamericanas con crimen y juicios sagaces tal como el filme Testigo de cargo, con Marlene Dietrich y sobre todo el Charles Laugton de tan buen humor y socarronería. De 1957, en el blanco y negro más clásico, más fascinante. ¡Qué Charles!

Charles – Carlos III el mejor alcalde de Madrid y el de los tiempos de La misión, allá en torno a las cataratas de Iguazú, las Reducciones, la expulsión de los jesuitas en todo su Imperio – Carlos-Carolo… – el abuelo Carolo -.

IMG_2486

Ya te habrás fijado en él en la foto de las dedicatorias, página 3 no numerada. El gran abuelo promotor en Falces de los Laguardia de la Rioja alavesa; con su Hilaria, la de Carolo, el de las tres hijas de la fonda de las Carolas: Ignacia, Elena y María Dolores.

De novela, pero tan real como la vida misma.

Eric Lax se topa esta tarde en el Metro con él, y le cuenta la siguiente confidencia que le arrancó a Woody Allen exactamente en septiembre del aparente lejano 1987:

“Cuando aparece la segunda aspirante para el papel de la joven Marion, Woody le suelta el mismo rollo que a la pelirroja:

-Lo que quería era ver tu cara –añade mirándola de cerca.

-Pues aquí la tiene –responde la chica.

-Gracias por traerla”.

El buen libro de conversaciones de Eric en la mano, aun apretujado entre dos cuerpos sobrepasados en esta línea 2 de Madrid, evita cualquier otra distracción mucho menos relevante para la novela. Lo escrito, escrito está.

IMG_2501

Nota: traído esto aquí desde la novela NÚMEROS diseñada con la tecnología Publisher, aunque no con este alarde fotográfico, del que tanto hace gala habitualmente nuestra WEB-ESP. ¿Motivo? ¿Qué escribo hoy, en un sábado de descanso como éste, en puente repleto de festejos musicales inauditos y actos múltiples en honor de la Virgen de la Almudena?

Tags: JC

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.