Qué miércoles, y celebrando el cumpleaños de Benedicto

con-benedicto
Estábamos abuelos y nietos en primera fila, con nuestras viseras rojas caladas hasta las cejas. Se nos acerca Benedicto XVI, nos reconoce a distancia y nos saluda: “verbiti”, mientras mueve la mano ocultándonos su rostro. Por ello tal foto está en segundo plano. Pero mirad la segunda foto: la entereza de nuestro Papa que el lunes cumplió los 85; ¡y algunos que andamos en los 66 y estamos aquí en Roma en un curso de aggiornamento para los de Tercer Edad! En este mes más tres semanas que supone el curso (lo concluimos pasado mañana) nos han motivado para vivir “dando fruto” una decena larga de profesores y profesoras. Pues confieso que ha sido el Papa el que ha culminado el bienhacer de todos. Y no es un cumplido al cumpleañero. Vale. Y queda aquí la constancia gráfica gracias a su invitación personal a estar en primera fila. ¡Qué miércoles!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.