ODA A SAN ARNOLDO JANSSEN

El día 15 de enero es la fiesta de Arnoldo de Janssen (5 de noviembre de 1837 – 15 de enero 1909), fundador de tres congregaciones religiosas: los Misioneros del Verbo Divino (fundada en 1875), las Misioneras Siervas del Espíritu Santo (fundada en 1889) y una rama de clausura, las Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua (fundada en 1896). Hoy, los Misioneros del Verbo Divino cuentan con más de seis mil miembros. Están presentes en los cinco continentes y trabajan en 77 países. Tanto las Misioneras Siervas del Espíritu Santo como las Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua trabajan también en los cinco continentes

Os dejo el poema que nos brinda Simón Inzia, SVD, en esta ocasión de la fiesta del fundador.

ODA A SAN ARNOLDO JANSSEN  -15 de Enero-

La Palabra

en Arnoldo, por sus padres sembrada,

de oraciones hogareñas regada, germinaba,

crecía en él agarrada, él con ella jugaba,

con ella se dormía, con ella se despertaba,

encendida de gracia divina,

la acariciaba, su corazón ardía,

derretido por tan grata compañía,

desde sus entrañas le hablaba:

‘Aunque para mi eres el Todo, no es mi voluntad,

Tú, palabra de Dios Palabra, en mi habitada, quedes,

 joya redentora, como el Todo, en mi encerrada’.

Y aunque Arnoldo estaba enamorado de la Palabra,

bien sabía que para él solo no fue creada,

oraba con y en ella, la Sabiduría del cielo le llegaría,

lo que le dictaba, suyo hacía,

y de convicciones recias, atrás miedos dejaría.

Desde entonces, de coraje se llena, traspasa esquemas,

supera prejuicios anclados en vetustas cantatas,

recibe desprecios, pasa de risas chacoteras,

con sangre del Verbo inmolado,

lubrica sus herrumbrados temores,

e imparable en su santa y valiente tozudez,

arado en mano, rotura tierra baldía,

prepara semilleros, a Dios se encomienda,

con bendiciones de la Madre de la Palabra Misionera,

abre surcos, deja caer en ellos la semilla de la Palabra,

de oraciones y sacrificios la riega,

y florecen tres Congregaciones misioneras,

raudo, a cada una de ellas con sus nombres las registra:

MISIONEROS DEL VERBO DIVINO.            8 DEL 9 DE 1875.

MISIONERAS DEL ESPÍRITU SANTO.  8 DEL 12 DE 1889.

MISIONERAS DEL ESPÍRITU SANTO

               DE PERPETUA ADORACIÓN.  Agosto de 1896.

¡Honor!  San Arnoldo, hoy, desde el Trono de la Palabra, miras a la tierra, te admiras y gozas al ver a tus diez mil hijos e hijas, esparcidos por todos los pueblos, razas y lenguas en un solo corazón, levantando la antorcha de la Palabra, que ilumina los corazones de los hombres y disipa las tinieblas del pecado. (noche)

¿No te fascina formar parte en una de sus tres familias?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.