Nuestro ‘Gabi SVD’ en el corazón, e Hipólito, Chava…

IMG_6201

MISIONEROS TERCER MILENIO es la revista oficial de OMP en España. Su director y nuestro amigo, aquí se nota, D. Anastasio Gil, director nacional de Obras Misionales Pontificias, está dando una vitalidad insospechada en estos tiempos a la sensibiliazación misionera por estos campos hispanos. Lo qué tenemos que aprender, todavía, a Dios gracias.

____________

Chava

http://soldelnuevodia.blogspot.com.es/

 ____________

La estanquera de Vallecas, obra de teatro (1981-En Leganés 2017 remozada en exclusiva)

20170505_212123(Nuestro Hippolyte Mavusi SVD felicita y agradece a los artistas: todos vinculados por la construcción de una Maternidad en Angola)

Todas y todos

Muchas almas, muchas voluntades: ¡Teatro solidario a sala llena!

 César Paradas Montesinos

Comunicaciones SVD España

Viernes 5 de mayo, cae la noche, somos 450 personas, no hay ni una butaca vacía, apagan las luces y aparece una mujer en escena, tiene una voz muy dulce, presenta una obra de teatro solidaria: “La estanquera de Vallecas”.  Estamos en el teatro José Monleón del Centro Cívico Cultural José Saramago, en Leganés, que ha abierto sus puertas para hacer posible esta puesta en escena.

“Imaginaos si en lugar de haber nacido en esta ciudad, hubierais nacido en la población de N`zeto-Angola, donde el centro de salud más cercano está a 90 kilómetros, y donde las mujeres embarazadas corren el riesgo de perder a sus bebés, o morir ellas mismas por no tener condiciones sanitarias adecuadas”, dice la presentadora a modo de reflexión para iniciar la jornada solidaria.

¿Pero no veníamos a una obra de teatro? Sí, pero lo de ayer tenía doble faz: buscaba entretener al público asistente, al tiempo que obtenía de ellos un donativo mínimo de 5 euros, que servirán para construir una maternidad en la mencionada población africana, esa donde la tasa de mortalidad infantil es por lo menos 10 veces superior a la de España.

Entonces es propicio que dos médicos, uno de familia y otro especialista en pediatría, se pongan de pie para explicarnos por qué es tan importante contribuir con este proyecto. Están dispuestos a construir esa maternidad porque quieren evitar que lo que les ha contado el padre Hipólito siga ocurriendo; la gente está atónita, comentan las señoras cuando el médico las increpa: “¿Qué diferente es poder tener tantos hospitales y médicos a nuestra disposición?, es un tesoro”, dice. Ellas asienten con la cabeza, parecen estar consternadas.

Y es que el P. Hipolito Mavusi, (SVD), ha compartido con los feligreses de su parroquia- Corpus Christi de Leganés- donde cumple su misión como párroco, que con mucha tristeza y dolor ha tenido que ver morir a mujeres dando a luz, o a niños recién nacidos por no contar con un centro de salud en condiciones. De allí su sueño de volver a N´zeto para fundar ese necesario hospital.

La comunidad parroquial ha decidido apoyarlo, han aunado esfuerzos y están en ello. “La obra es nuestra primera iniciativa, todo lo que recaudemos va para N´zeto, queremos contribuir como verdaderos cristianos”, ha dicho Isabel, una de las catequistas de Corpus Christi.

Manos a la obra

Ya parecía alargarse el preámbulo por lo que la presentadora, remitiéndose a su reloj, recordó que estábamos allí para ver una obra de teatro por lo que dio paso al espectáculo artístico. Fue entonces cuando inició la puesta en escena, montaje de la Compañía La Pulga Saltó, y en la que hemos podido disfrutar de la magistral actuación de Lola Maestre, Miguel y Vicen Silvero, Yanira Valeria, y Chema Risco.

La estanquera llenaba el escenario por sí sola, una mujer rubia, sencilla, vendedora de tabacos, que mientras cuenta unas monedillas en la paz de su negocio, es sorprendida por dos delincuentes que le montan “un 2 de mayo” para robarle el dinero producto del comercio. No hay dinero por ninguna parte, crece la tensión, los pillos terminan rodeados por la policía, mientras que la joven nieta de la estanquera, no hace mucho por huir del lugar, prefiere seguir siendo rehén cuando descubre que ha tenido un flechazo con uno de los atracadores. Las risas se apoderan del público, hay chupitos en escena, los actores bailan un pasodoble, suenan los héroes del silencio, hasta que la tragicomedia llega a su fin: el más desquiciado de los ladrones es abatido por un “madero”, que le había jurado muerte.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.