Macario habla de su viaje a las “Américas”

macario

Era el día de S. José, cuando me dejaban en Barajas rumbo a las “américas” y llegaría a Quito felizmente y sin sobresaltos en el vuelo. Allí nuestros compañeros SVD se habían organizado para recoger a todos los participantes del encuentro en el aeropuerto y así me sucedió, Wladimir me esperaba con el cartel de Verbo Divino, habría sido fácil reconocer a un gringo tan rubio en medio de la población quiteña. A penas llegamos al Centro Bíblico, lugar donde se iba a desarrollar el encuentro, Juanjo Donázar aparecía por la puerta del comedor. ¿Qué tal tu viaje. ¿Y la gente por España? Me dijo. Creo que todo el mundo bien. Esas respuestas que se dan sin entrar en intimidades. Ya tendremos tiempo de hablar pensé yo. Y después de un ratito, todavía mientras tomábamos un “tecito”, llegó Lauren de uno de sus múltiples viajes y me dice: “Disculpa que no pude ir a esperarte”. En fin, que uno percibe que llegó a casa y que le estaban esperando. ¡Que bueno es sentir esa sensación cuando llegas a un país desconocido!

En Quito, la congregación tiene varias casas y una diversificada tarea. El centro Bíblico que además de la librería y los almacenes (bodegas) de libros está el Centro de Animación Misionera (Secretariado de Misiones) y es aquí donde se celebró la reunión de Secretarios de Misiones de las Américas. Yo estaba como invitado para presentar el trabajo que hacemos en España desde el Secretariado, Tuve oportunidad de proponerles cómo contamos con convenios de Cooperación con las administraciones públicas y como para estos convenios usamos un instrumento que nos parece muy válido que es la Asociación ALBA. (ONGD-ALBA).

macario_3

 El encuentro transcurrió de una forma agradable. Los organizadores había previsto que los responsables del Centro Bíblico propusieran las dinámicas durante dos días de estudio. El equipo se había preparado, pero como el hombre propone y Dios dispone, Nuestro amigo Laurentino Fernández que debía de darnos el tema todo el día primero, resultó que tuvo que internarse en el Hospital por unos problemas gástricos. Cosa de poco, en dos días, en contra de los consejos de los doctores, ya había recuperado el ritmo.

El tema a tratar era la Misión Vista desde la Asamblea de Aparecida. Y vimos que queda mucho por hacer. Luego los Secretarios, comenzando por Canadá y llegando hasta la Patagonia fueron contando sus experiencias de trabajo, casi siempre visto desde una manera positiva las actividades y tareas desarrolladas dado que a nadie le gusta quedar mal cuando tiene que rendir cuentas. En general se percibe que en todas nuestras misiones queda mucho por hacer, aunque hay un gran trabajo, no siempre hecho en equipo y en coordinación. Y desde los que están iniciándose como Secretarios de Misiones, son la mayoría de las provincias: hasta los veteranos como José Santos que ya lleva más de 20 años en estas funciones, todos manifestaban su entusiasmo por la animación misionera de sus comunidades y provincias. De Quito (Ecuador), Macario viajó a Santa Cruz (Bolivia) y luego a Costa Rica.

macario_2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.