La Cepellanía Filipina abre el año Conmemorativo del Quinto Centenario de la Cristianización en Filipinas.

Donados para Dar”, haciendo suyo el lema de los 500 años de la Cristianización de Filipinas, el domingo, 19 de enero, fiesta del Santo Niño, la Capellanía Filipina-Tahanan celebró la apertura del año conmemorativo del Quinto Centenario de la Primera Misa de Pascua celebrada en Filipinas el 31 de marzo de 1521. 

Ante un escenario que traía a la vista vidrieras, el salón de actos del colegio de los Salesianos en Estrecho, se convertía en catedral para acoger los momentos importantes de esta celebración.

  • Misa Solemne de Acción de Gracias, presidida por el recientemente designado Nuncio Apostólico, el Filipino Msgr. Bernardito Cleopas Auza, y concelebrada por 14 otros sacerdotes, filipinos y españoles, que representaban entidades de la Diócesis de Madrid y congregaciones religiosas que participan en varias actividades de la Capellanía.
  • Un programa musical en torno al motivo de la celebración y que incluyó bailes y canciones por parte de miembros de la Capellanía, individuos y grupos.

La fiesta del Santo Niño se celebra el tercer domingo de enero por filipinos en Filipinas y en todo el mundo y por esto resultaba muy apropiado que la entronización de la imagen del Santo Niño, representando los comienzos de la cristianización de Filipinas, tuviera lugar antes de comenzar la Misa. 

En su homilía, Msgr. Bernardito Cleopas Auza, habló de la historia del Santo Niño en Filipinas como símbolo de la introducción del Cristianismo y el papel actual de los filipinos como evangelizadores por todo el mundo.  Trató de cinco puntos: Amor – el amor de Dios, el verdadero motivo de la evangelización; ser como niños – una cualidad a la que se nos invita para poner nuestra confianza en Dios; raíces – la historia del Santo Niño nos lleva a las raíces del Cristianismo en Filipinas; Sinulog o la corriente que nos lleva, a veces hacia adelante y a veces no según vamos haciendo frente a los retos que llegan; confianza – la necesidad de hacer al Santo Niño nuestro confidente en momentos en necesidad y de alegría.

El Nuncio finalizó su homilía alentando a todos los filipinos a aceptar el reto de convertirse en evangelizadores en todo el mundo.  Teniendo en cuenta que Filipinas es el tercer país católico en el mundo en cuanto a población así como la diáspora filipina, todos los filipinos en el mundo quedan emplazados a aceptar este reto de evangelización.

El programa cultural que tuvo lugar a continuación comenzó con una cuidadosamente elaborada presentación en power point que trató de la llegada de Magallanes y su expedición, de la celebración de la primera Misa de Pascua, de los primeros bautismos en las islas Visayas y del regalo de la imagen del Santo Niño a la Reina Juana de Cebú.

Al presentar los actos de la celebración que comenzaba, Ma. Josela Somoza Zamora, Service Ministry Coordinator, destacó la importancia para los filipinos en España de celebrar el 5º centenario de la Primera Misa de Pascua celebrada en Filipinas y los comienzos del Cristianismo con la llegada de los españoles precisamente en el país donde empezó todo.  A continuación presentó las actividades que tendrán lugar entre enero 2020 y enero 2021.

El P. Mark Angelo Ramos, SVD, Capellán y responsable principal de la idea de esta celebración conmemorativa, presentó el logo y su significado.

  • Cruz = Fe
  • Nave = Navegantes que llevaron la fe a Filipinas
  • Olas e islas Visayas = el primer encuentro entre Filipinos y españoles, las primeras experiencias cristianos después del Pagdaong = la llegada
  • Color azul = el amor de Filipinas a la Virgen María.

Varios números musicales representaron las distintas ideas en torno al programa conmemorativo:  Jas y Cath cantaron“Isang Lahi” (una raza); Florencio Albo Aliganga, el Tahanan Coro y el Tahanan Youth Choir cantaron algunos kundiman; el  Tahanan Dance Troupe y algunos bailarines seleccionados de entre la comunidad interpretarons bailes con influencia español como Lulay y La Jota Moncadeña, mientras que el Tahanan Youth Dance Troupe presentó un baile moderno.

En el apartado de reconocimientos y agradecimiento, Carmen “Menci” Molina recordó al público que esta celebración era el comienzo de un año de celebraciones.  Agradeció a todos los que con su presencia y participación habían hecho posible la actividad de este domingo, el resultado de la labor conjunta de grupos e individuos que habían respondido al reto presentado por el Capellán, P. Mark Ángelo Ramos, de llevar a cabo esta celebración conmemorativa.

Al finalizar, con la interpretación de la canción oficial “We Give Our Yes”, (“Damos nuestro Si”), por el coro completo de Tahanan, los bailarines de Sinulog animaron a todos a unirse y dirigirse a la cantina para compartir arroz caldo y el estar juntos.

En el Pagdaong (la llegada) experimentamos el sentirnos Donados para Dar, Gracia para nuestro pueblo y para cada uno de nosotros.

(Escrito por: Menci Molina)

(Photo credit: James Patrick Aguinaldo)

Para ver más photos: /https://www.facebook.com/Tahanan-Creatives-188255858653179/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies