Javierada 2011

 

p1050467

El segundo fin de semana de marzo, un grupo de gente de la parroquia Virgen del Alba se puso en camino con una meta: El castillo-santuario donde nació San Francisco Javier, patrón de las misiones. Salimos de Alcorcón el viernes por la tarde con destino a Javier, pero en verdad el camino se inició mucho antes, hace ya algunos años, cuando algunos de los que íbamos, peregrinaban a Javier y volvían cargados de alegría, alimentada la ilusión por el encuentro con Dios y con los miles de jóvenes que cada año se congregan allí.

La llegada a Javier no defraudó. En un día en que se esperaba mucha lluvia, no la tuvimos. Los cerca de 20 km que recorrimos se nos hicieron cortos. Llegamos cansados pero alegres. Nosotros, junto con las cerca de 20.000 personas que nos reunimos, estábamos en la casa de Javier, aquel hombre que hace cerca de 500 años, dejó todo lo que tenía, una familia noble, bienes, estudios… nada de eso bastó para llenar el corazón de Javier, ya que dentro le ardía la llama misionera. Su amor por Dios y su deseo de que fuera conocido y amado le trasladó a India, Japón y China, donde murió.

Para nosotros, la gran sorpresa fue descubrir que no estábamos solos. Al llegar a Navarra nos encontramos con que también allí teníamos nuestra familia, la familia del Verbo Divino, que nos acogió. David, el párroco de Villatuerta, nos abrió su casa, donde pudimos descansar nuestros huesos después de la dureza del viaje y del caminar. Otros amigos nos fueron cuidando por el camino; Antonio no dejó que pasáramos hambre, llenándonos de buena comida por el camino y en su casa; Elías y Elena también nos abrieron la suya para una agradable cena y otro Antonio no dejó que nos perdiéramos por el camino. En las palabras de una peregrina “Que bueno es ser acogida en todos los sitios y que nos traten tan bien”.

 

Ahora que hemos vuelto a Alcorcón, traemos la mochila llena de ilusión, venimos con la batería misionera recargada y queremos compartir con los jóvenes de la parroquia esta experiencia que hemos tenido. Queremos seguir animando a los jóvenes a conocer a Jesús y a encontrar en Él al compañero de todos los momentos, la fuente de la alegría, el Dios que camina a nuestro lado. Venimos también llenos de ilusión para que más jóvenes puedan tener la experiencia de peregrinar a Javier junto con nosotros, el año que viene ¿Alguien se apunta?

Vagner.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.