IV Encuentro Misionero “Y la palabra se hizo carne”

Por Alba Montalvo Iniesta

encuentro_mis_2_2011

Un año más, nos hemos encontrado en Dueñas para celebrar el IV Encuentro Misionero. Este año el tema de la jornada ha sido: “Biblia y misión”. Fue un viaje apasionante a través la Sagrada Escritura: desde el Libro del Génesis al Libro del Apocalipsis. Katy, misionera laica ecuatoriana y Lauren Fernández, misionero del Verbo Divino en Ecuador, nos acompañaron en ese periplo. Ha sido una lectura de la Sagrada Escritura de un modo no académico, sino pastoral y espiritual. “Qué manera tan sencilla y bonita de explicar y entender la biblia”, exclamó uno de los participantes.

encuentro_mis_4_2011

Mateo Alejandro y Juan José Ortigosa, misioneros del Verbo Divino en Colombia, nos ayudaron a hacer la relectura de la Palabra de Dios desde nuestra realidad cotidiana, tanto a nivel personal como comunitario o familiar. A partir de ello, una invitación al compromiso cristiano: es la MISION.

El momento culmen en ese viaje fue la oración de la lectio divina sobre la escena del encuentro entre Jesús y la Samaritana, en el evangelio de Juan (Jn. 4). Qué riqueza, qué profundidad a la hora de compartir la Palabra de Dios. Una forma sencilla de conocer a Jesús de un modo personal, escuchándolo, viviendo con Él, estando con Él, siendo su amigo, en una comunión de pensamiento.

Las nuevas tecnologías nos permitieron conectarnos por Skype con dos misioneros: Andrés Lorenzo, misionero del Verbo Divino y Juan Carlos, en Bolivia, y la Hermana Martina, Sierva del Espíritu Santo, en Brasil. Los tres compartieron con el grupo sus experiencias misioneras en sus lugares respectivos. Una respuesta y compromiso de Amor a la Palabra de Dios.

Durante el encuentro, hubo también momentos de ocio. Al caer la noche, que por cierto casi había luna llena, todos nos transformamos en expertos conductores de coches para superar distintas pruebas entre risas, globos, mini chapuzones y chocolate con galletas. Había entre los participantes muchos Alonsos, muchos Hamilton, pero también muchas ganas de pasárselo bien.

encuentro_mis_6_2011

 El broche de oro lo pusieron los más valientes-veteranos y jóvenes- que se quedaron hasta el final de la velada con unos cantos de karaoke. El sueño fue retirando a muchos. La mañana siguiente se desperezó más brillante que nunca. Era la ocasión perfecta para preparar todo para la misa y la llegada de nuestros huéspedes más fieles: los filipinos, siempre puntuales a la cita.

La Eucaristía comenzó con un resumen breve de lo que estuvimos viendo durante el encuentro, para situar a los recién llegados, que el domingo fueron muchos. Los filipinos con esa amplia sonrisa nos deleitaron un año más con sus cánticos y su personal Padre Nuestro, que siempre llega tan hondo en nosotros. Al final de la Celebración, hubo agradecimientos, abrazos, ternura y paella. Cuando todavía no había finalizado esta jornada misionera, muchos esperábamos que llegara la siguiente.

encuentro_mis_7_2011

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.