EL ARTE DE HACER SENCILLO LO COMPLICADO Y FÁCIL LO MÁS DIFÍCIL

Esta mañana, mientras preparaba yo la proyección de la novena a la Virgen del Pino, un turista alemán entró a contemplar la belleza del templo de Niebla.

Viéndome conectar ordenador y proyector delante de una gran pantalla colocada en el presbiterio se interesó por mi quehacer. Con su medio español y mi cuarto alemán nos presentamos muy cortésmente y me dio a entender que él era Diácono y conocedor de los “Steyler”. ¡Hasta conocemos personalmente y somos admiradores los dos de un gran biblista alemán misionero del Verbo Divino: Ludger Feldkämper.

Cuando se enteró que el tema de reflexión sobre la Virgen María que yo iba a presentar esa tarde se basaba más en los evangelios apócrifos que en los canónicos, dijo con sarcasmo alemán:”Oh, eso no sé si lo aceptaría Ludger!”. Pero cuando contempló las imágenes y cayó en la cuenta de que la reflexión sobre Joaquín y Ana, la Natividad de María y su Presentación en el templo tal como los presentan esos escritos apócrifos nosotros lo celebramos el 26 de Julio, el 8 de Septiembre y el 21 de Noviembre me felicitó: wunderbar.

Con expresiones así de castizas lo reconoce también la gente sencilla de Niebla. Presentar a los santos Joaquín y Ana no sólo como los padres de María sino como los abuelos de Jesús es algo que enorgullece a nuestros abuelos de hoy.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.