Dimensiones de la Profecía de la Vida Religiosa · por el Superior SVD Heinz Kulüke y su Equipo de Liderazgo

HK

 

“Los profetas están llamados a confrontar la forma en que la gente piensa, juzga y actúa, con la forma de Dios”.

“A través de la proclamación de lo que Dios quiere de su pueblo, … los profetas son impredecibles y necesarios para la provocación de Dios. Con sus debilidades, y a pesar de ellas, los profetas les llaman la atención a los poderosos, que se aprovechan de lo que poseen sin importarles el costo que eso supone para sus semejantes y para el medio ambiente. Animan a los indefensos a ponerse en pie para luchar contra el sentimiento de ser completamente inútiles y no tener ningún derecho. Por lo tanto, los profetas piden la conversión de ambos lados, para que todos trabajen juntos en la edificación de una sociedad justa y pacífica”.

“La vida consagrada es un servicio al mundo para mantener vivo el ideal, para evitar que la humanidad esté totalmente dirigida por el cálculo económico y el control político”.

“Sin esta dimensión proclamatoria-correctiva de la profecía, la vida religiosa consagrada perdería su misión”.

“La dimensión dialógico-interpretativa de la profecía nos permite ver el contexto presente y ser capaces de captar lo que Dios quiere decirnos”.

IMG_5469

“Los profetas están cerca de la gente, sienten los latidos del corazón de la época, y están abiertos a buscar la voluntad de Dios en medio de lo que sucede”.

IMG_5463

“Los profetas no sólo sirven como canales para llevar la voz de Dios al pueblo, sino también para poner delante de Dios la situación del pueblo: Los gritos de los oprimidos, la desesperación de los sufrientes y la alegría de los fieles”.

“La vida religiosa consagrada es una forma de ser pobre de Espíritu, porque no tiene todas las respuestas a las preguntas y los problemas que surgen en el mundo”.

“La vida consagrada sólo puede mantener la profecía en su dimensión si permanece abierta a la profecía misma. Esto significa que debe haber un espacio para que los que están en la vida consagrada sean creativos, piensen y actúen fuera de lo común, y estén dispuestos a tomar nuevas iniciativas”.

“Sin espíritu aventurero no se puede notar ninguna profecía y la vida consagrada también se desvía de su forma profética de seguir a Jesús. Esto supone grandes tareas para la formación y el liderazgo de la vida consagrada: Cultivar el espíritu de aventurarse con audacia y al mismo tiempo mantener la tradición de la institución; animar a las personas a ser diferentes y también estar abiertos a los demás”.

13

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.