Arnoldo Janssen, según Karl Bude SVD de Silesia

IMG_2951

 

Debo leer, entero, este Arnoldo Janssen – Ayer y Hoy. Esta madrugada, 5:50, me ha despertado la próstata y me he levando; a continuación, incluida la ducha, busqué en nuestra biblioteca del salón esos tres libros con referencias a Arnoldo que mañana 15 vamos a celebrar como santo fundador. La providencia me llevó hasta saber de Karl Bude, y a traerme ahora a esta nuestra WEB Esp.

De libro en cuestión …Ayer y hoy: Lo presenta Enrique Heekeren, SVD Superior General, en Roma, Pentecostés 1988. Lo introduce Carlos Pape, SVD, chileno en Chile; éste buen amigo, destaca a nuestra EVD de Estella, 1988, que tiene el copyriht del tomo, compartido con el copyrith del Generalato; también estampa el nombre de otro buen amigo personal Eduardo Saffer, SVD, hoy en Santiago de Chile, por ser el excelente traductor del original; a su vez inmortaliza al Sr. Ángel Beltrán, ya fallecido y en ese momento jefe de una de las secciones clave de la Editorial, “quien tomó a su cargo la presentación de la obra”. Valor de los nombres.

De la página Contenidos me quedo detenido con este artículo: Reflexiones para una recta apreciación de nuestro Fundador, y me leo muy pausado, ya antes de la misa de las 8 en nuestra capilla, las páginas 41 a 48.  Sopesen ustedes los entrecomillados:

-“Tras su muerte, nuestro Fundador entró más en el pasado que en la historia” (¿¿??). Siguen tres párrafos que no tienen desperdicio; primera gozada.

-“Las grandes tareas que se le ofrecieron [al Fundador] fueron: como meta remota, incorporar adecuadamente a los católicos alemanes en el frente misionero de la Iglesia; como meta próxima, la formación de un contingente misionero de acción decidida y eficaz que diera testimonio de la aptitud misional de los alemanes católicos”…

-“A la hora de resolver su segundo objetivo, el fin próximo, Arnoldo Janssen no se enfrentó con situaciones tan favorables como las que tuvo ante sí San Ignacio de Loyola…  AJ debió comenzar debió comenzar su fundación con con un grupo de clérigos muy heterogéneo”… Pese a lo expuesto, nuestro Fundador creó un espíritu misionero y religioso, apoyado en una sólida ascesis y dotado de un reconocido dinamismo misional. …AJ supo enfrentar magistralmente las críticas que iban y venían dentro de las circunstancias dadas… Si algunos lo catalogan como ‘mal orador’, pienso que se puede hacer un distingo en tal juicio:… “.

-“El ‘buen espíritu de Steyl’ debió encarnarse en seres de carne y hueso, cuyo número fue siempre mayor. Y al primer seminario de misiones, se agregaron luego cuatro más… Las misiones mismas debieron ser mantenidas, en su mayor parte, por la casa de Steyl. De ahí que la obra misional de Steyl precisara de una sólida base económica”.

-“Iniciador de métodos nuevos: El Pequeño mensajero del Corazón de Jesús, que, a su vez, le permitió promover su obra y recolectar dinero… Y lograr formar el primer núcleo de bienhechores para la misma… Le abrió el camino a la instalación de una imprenta propia… Siguieron luego el Almanaque de San Miguel’ y la revista Stadt Gottes. Se dio luego la formación del grupo de distribución de impresos por parte de los Hermanos misioneros y la correspondiente organización de promotores en toda Alemania y Austria. Así mismo la creación de una editorial de libros y, finalmente, la procura misional en calidad de central promotora y de representante de nuestras misiones en materias económicas y jurídicas”.

-“Paulatinamente, casi todas las órdenes y las propias Obras Misionales Pontificias han ido adoptando los métodos de promoción y financiamiento de Steyl… A ‘Misereor’ u a ‘Adveniat’, les fue posible construir, en beneficio de las misiones, sobre la maduración alcanzada gracias a la educación impartida en esa línea por nuestro bienaventurado Fundador”.

-“Dentro de ese proceso de autosustentación misional, constituyó  Arnoldo Janssen el nuevo estado de consagración a Dios del Hermano misionero. Y le dio tal fuerza de arrastre que, en su época, el número de Hermanos profesos superó al de los sacerdotes y escolásticos de la Congregación”

-” Para la fundación de la Congregación de las Hermanas Misioneras procedió con mucho tiento… Y no le quedó otra solución que crear dos congregaciones” [de Hermanas]…

Con Enrique Heekeren

Descanso, cuento palabras: 685. Una pasada. Punto. La celebración de mañana 15 de enero, en mi caso y en el de algún otro lector, vamos a tener mucho que agradecer a Enrique Heekeren…. y a Karl Bude, fallecido en 1975.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.