Alberto Vicente, la firma fiel y puntual

Destino Angola

En las orientaciones pastorales del Verbo Divino en España, se manifiesta la importancia y el deseo de proponer a nuestros grupos juveniles el aceptar la vida Cristiana fundada en la dignidad de la persona y la búsqueda del amor y la felicidad.

Entre los días 6-8 de abril de 2018, OMP (Obras Misionales Pontificias), celebró en El Escorial el XV Encuentro Misionero de Jóvenes con el tema: “Dios está aquí y yo no lo sabía” (GN 28, 16). El punto de partida de este encuentro bisagra ha sido: “Discernimiento y Testimonios de vocación misionera”. Se trata de un compartir la vida. Una invitación para ahondar en la escucha y conocimiento de la misión que hemos recibido desde el bautismo. Todos somos instrumentos de Dios por la gracia que nos ha sido otorgada por el sacramento del bautismo. Compartir la vida significa “ser generoso, querer y amar al hermano”. El encuentro fue presentado por D. Anastasio Gil, Director de OMP. Habíamos sido convocados alrededor de unas 175 personas de 31 diócesis.

Los testimonio que habíamos escuchado, todos coincidían en el hecho de que ir a las misiones implica “aprender a amar”. La alegría o el gozo de vivir la experiencia de misión es la forma de anunciar el Evangelio.

Este encuentro me ha hecho ver que estar con los jóvenes, conocerles, orientarles, escucharles y acompañarles, supone tomar en serio la pedagogía de Jesucristo, “ser generoso”. Y por ello, el encuentro con estos jóvenes y laicos misioneros, me anima e impulsa a crecer y a trabajar más en “ser generoso” con ellos. La actitud de “ser generoso” es el camino para despertar a los jóvenes el deseo de salir de uno mismo para anunciar y entregar a Jesucristo a los demás. Porque lo que “sale del corazón, llega al corazón” (Blanca Serre, voluntaria misionera).

IMG_6716

Para mí el encuentro ha supuesto un ejercicio de reflexión para ver y replantear mi trabajo con los jóvenes y nuestra Pastoral Juvenil vocacional. El hecho de haber participado de este encuentro es para mí uno de los signos, de la experiencia, que me tocó vivir. También desde la escucha se llega a la fe. Agradezco a D. Jesús Campos Santiago por la invitación que me hizo a través de la persona de Macario Villalón para participar del encuentro y conocer el micro-grupo de jóvenes misioneros que van conmigo para Angola. Quiero recordar que cada uno de ellos ha sido un auténtico regalo recibido en este encuentro. Gracias

OMP Jóvenes impulsados

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.